4 oct. 2016

Ley de aceptación pública de Javier Marín, paradoja y paradigma

La "Ley de aceptación pública" de Javier Marín, también conocida como ley de simpatía, se enuncia de la siguiente manera:
"No se puede caer bien a todo el mundo, pero sí se puede caer mal a todo el mundo".

Esta ley suele venir acompañada de la "Paradoja de la popularidad" de Javier Marín:

"Normalmente el que pretende lo primero, consigue lo segundo".

Las dos se pueden fundir en el "Paradigma del rechazo" de javier Marín, que sentencia:

"Quien pretende caer bien acaba cayendo mal".